¿Compro unos patines completos o me monto unos personalizados?

19-5-2015

Riedell Diablo

Si estás pensando en comprar unos patines tradicionales (para ti o para tu hijo/a) para patinar por la calle, tienes dos opciones: comprar un conjunto completo o montártelo tú mismo, adquiriendo las piezas (bota, patín, ruedas) por separado.

En países como EE. UU., Francia, Italia, etc., no es difícil adquirir conjuntos completos de patines tradicionales outdoor de gama media y alta. Pero en otros —como España—, el mercado solo oferta conjuntos prefabricados de gama muy básica, de modo que si lo que buscas es rendimiento, no tendrás más remedio que comprar los componentes en distintos establecimientos.

Lo primero que conviene hacer es determinar el uso que les vas a dar y cuánto deseas gastarte. No es lo mismo un patín para pasear ocasionalmente por el parque y carriles bici que otro para hacer descensos o rampas, como tampoco es lo mismo un patín de iniciación que un patín para hacer maratones.

Que un patín sea de gama alta o baja solo importa si lo que se busca es alto rendimiento. Si es para ocio, la capacidad para disfrutarlo no depende de los materiales, sino del patinador.

Conjuntos completos básicos

Patín Rockie

Si se busca un patín de iniciación que resulte asequible, lo fácil es adquirir un conjunto básico en una tienda de tu localidad. La oferta de modelos no es abundante, pero suficiente para encontrar alguno que te guste y que resulte cómodo. La ventaja de este tipo de patines es su precio. La desventaja es la calidad de los materiales, que inciden en la comodidad de la bota y la calidad de rodadura. No te valdrán para hacer maratón, descenso o rampas, pero si lo quieres para pasear ocasionalmente y divertirte con los amigos, es la opción más adecuada. Los precios de los conjuntos básicos suelen oscilar entre los 60 € y los 120 €.

Patines a medida

Patín personalizado de gama alta. (Foto: King Carnage Skates)

En un patín a medida, el precio lo marcas tú. Tú eliges el precio de la plantilla (o patín), la bota, las ruedas y los rodamientos. Unos patines modulares sencillos para un niño pueden salir por unos 160 € (siempre "a partir de", se entiende). La diferencia está en que en este caso, los materiales del patín, ruedas y rodamientos son sencillos, sí, pero garantizan una experiencia de patinaje gratificante. Las ruedas son de poliuretano (no de nylon), el patín es de nylon reforzado o aluminio (no de plástico desconocido), y los rodamientos son los típicos de hockey o patinaje artístico. La ligereza y resistencia del patín, el índice de rebote de las ruedas o la solvencia de los rodamientos son características que solo encontrarás en patines de gama media o alta, sean patines de serie o hechos a medida.

A partir de ahí, el presupuesto manda, y la oferta es enormemente variada: hay plantillas desde 60 € hasta 1000 €, botas desde 20 € hasta 400 €, rodamientos desde 20 € hasta 200 €, ruedas desde 40 € hasta 200 €, etc.

comments powered by Disqus